La CNMC sanciona a Atresmedia por una película de James Bond


Un nuevo caso de la situación tan desconcertante que está viviendo el audiovisual español y los espectadores, que al final son los que sufren las consecuencias de dobles normativas, inseguridades jurídicas y protección de los menores que no parece tal.

La CNMC sanciona a Atresmedia por vulnerar la Ley de Comunicación Audiovisual, por la emisión de Licencia para matar (la segunda y última película con Timothy Dalton encarnando al famoso agente secreto al servicio de su majestad), en el canal MEGA con una calificación "Apta para todos los públicos" (la calificación por edades concedida por el ICAA). Imprescindible leer la resolución de la CNMC (que sanciona a Atresmedia con 270.002 euros), para ver la situación del problema (donde no hay quien se aclare qué normativa hay que cumplir y quién la supervisa).

Evidentemente si queremos en verdad proteger a los menores, porque para eso es la Calificación por Edades, urge hacer un cambio legislativo que unifique la norma, tanto la que proviene de la Ley del Cine y de la Ley de Comunicación Audiovisual, porque es incomprensible que desde dos Ministerios (Educación, Cultura y Deporte e Industria) haya criterios diferentes y normativa tan opuesta (o que una autorregulación en algunos medios tenga más fuerza que una ley como la del Cine). Y pensar que no hace tanto hubo una propuesta para unificar todas las calificaciones por edades europeas en una (lo que conllevaría una unificación asimismo de todas las normativas en sólo una), y ni siquiera hemos conseguido que haya una sola para nuestro país...

Pero hasta que eso llegue sólo queda cumplir, en el medio de difusión audiovisual que sea pertinente, con la doble normativa (lo que seguramente puede crear cierto conflicto con los actuales dispositivos y su opción de Control Parental), si se quiere proteger a los menores (no vale con poner las calificaciones más altas para evitar sanciones, como está pasando ya en algunas televisiones).

Eso sí, no estaría mal que se pensase en crear una suerte Comisión Reguladora del Audiovisual (independiente), que se ocupe (en todos los medios) de las Calificaciones por Edades y posibles controversias en la lectura y cumplimiento de la norma, para ahora que no hay una única normativa, y para después, cuando haya el necesario cambio legislativo.

Scroll to top

En Gotham Comunicación empleamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Para saber más al respecto al uso que hacemos de ellas. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information